Crema de castañas



¿Que solo os coméis las castañas asadas o cocidas? Ya, nosotras también solemos hacerlo. Sin embargo, cuando os sobre un buen puñado o bien os apetezca pasaros un ratito en la cocina, os invitamos a preparar esta crema dulce. Sirve para preparar bizcochos, rellenar tartas, acompañar una carne, untar tostadas o simplemente para comerla a cucharadas.

¿Qué necesito?

600 gr. de castañas
600 ml. de leche
1 rama de canela
240 gr. de azúcar

¿Cómo lo hago?

Lo primero, y lo más engorroso de todo a decir verdad, es pelar todas nuestras castañas. Comenzamos realizando un corte en cada castaña y poniéndolas todas a cocer en agua unos 20 minutos. Mientras todavía están calientes las pelamos y retiramos la piel interior (no es necesario que seamos extremadamente cuidadosos).  

En una olla, colocamos las castañas peladas junto con la leche, el azúcar y una rama de canela. Dejamos cocer durante unos 10 minutos para que infusionen bien todos los aromas. Por último, retiramos la rama de canela y trituramos todo con la batidora . Colocamos nuestra crema en tarritos y listo: a disfrutarlos, guardarlos, congelarlos, regalarlos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario