Fondue rústica de quesos

Fondue de quesos.


Nunca me han llamado especialmente la atención las fondues y tener un aparato para prepararlas solo una vez al año me parecía un gasto superfluo. Sobre todo si te las puedes preparar en versión rústica, con pan haciendo las veces de recipiente. 
Esta receta, que, todo hay que decirlo, tiene una tasa de éxito del 100%, es de las que despiertan la gula de todo el mundo porque queso y pan es siempre un acierto (ya lo dice el refrán, pan y queso saben a beso). Y, ¿qué hay mejor que poder comerse el recipiente acompañando al contenido? Y si el recipiente es un buen pan gallego, ya no os cuento.
Que, por cierto, el otro día salía la noticia de que el pan gallego por fin iba a tener una denominación de origen y me alegré muchísimo porque si hay algo que los gallegos nos tomamos en serio es el pan y podemos presumir de hacerlo realmente bien, la verdad. 
Así que como discreto homenaje a nuestro pan, la receta de hoy. 

¿Qué necesito?

1 bollo de pan grande, de un kilo más o menos
300 gr de queso don Simón (ahumado)
400 gr de queso de tetilla 

¿Cómo lo hago?


Para que sea más fácil y perfecto de abrir, lo mejor es comprar un pan que tenga mollete es decir, ese botoncito en la parte superior. Y si además lo encontráis no muy tostado, ya sería totalmente ideal. Si no, que tampoco haya ningún drama, un bollo de pan normal también nos vale. 
A lo que vamos, primero precalentamos el horno a 180º. 
Abrimos el pan, quitando la parte del mollete y dejando una abertura en el pan lo suficientemente grande como para meter el queso y después picar. 
Una vez abierto el bollo, tenemos que vaciarlo totalmente de miga.


Picamos los quesos en trozos no muy grandes (para que se fundan más rápido), los mezclamos y rellenamos el bollo vacío con ellos.


Por último, horneamos durante unos 10 minutos o hasta que veamos que el queso está fundido.
Para mojar en esta fondue, hemos preparado unas patatas fritas y unas tiras de ternera gallega a la plancha aunque solo con la miga del pan que hemos descartado y la corteza que vamos arrancando ya sería suficiente también.


¿Qué más necesito saber?


  • Nosotras hemos usado quesos gallegos porque en nuestro caso son de fácil acceso y además están buenísimos pero siempre podéis cambiarlos por otros que prefiráis. Lo importante es que se fundan bien y que tengan sabores que contrasten. Otro ahumado que va de maravilla es el Idiazábal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario