Mermelada de calabaza y nueces



 Esta mermelada es muy típica de Portugal, allí la llaman doce de abóbora com nozes. Esta receta es muy sencilla y os permitirá disfrutar todo el año de este fruto de temporada. También es un regalo ideal con el que sorprender a vuestros amigos y conocidos. Y, sobre todo, es un buen fondo de alacena para acompañar las diferentes propuestas que os traemos.

¿Qué necesito?

500 gr. de puré de calabaza
400 gr. de azúcar blanco
1 palo de canela
piel de 1/2 limón
zumo de 1/2 limón
zumo de 1 naranja
nueces al gusto

¿Cómo lo hago?

Cocer calabaza y preparar un puré, triturándola y escurriéndola muy bien tras la cocción. Colocar en un cazo el puré de calabaza junto con el azúcar y el palo de canela. Añadir el zumo de medio limón, el zumo de una naranja. Además también añadiremos la cáscara de limón para aportarle más sabor. Si preferís la mermelada con un toque más dulce podéis sustituirla por la cáscara de 1/2 naranja (siempre teniendo cuidado de retirar la parte blanca que es demasiado ácida).

Llevamos todo a ebullición y desde el momento que empieza a hervir contamos unos 10 minutos. Cuando la mermelada esté lista, añadimos las nueces y mezclamos con una espátula. Inmediatamente rellenamos nuestros tarros de cristal (previamente esterilizados) con la mermelada y los ponemos boca abajo. Y ya está. Fácil, ¿no?
La verdad es que esta mermelada está buenísima y es un acompañante ideal para numerosos platos. Nosotros os traemos tres propuestas con las que combina deliciosamente: coronando una panna cotta, acompañando un bizcocho de nueces o cubriendo una tosta con crema de ricotta. ¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna propuesta?


1 comentario:

  1. hola, queria saber para cuantos frascos rinde. gracias!

    ResponderEliminar